º VÍA DIGESTIVA

La vía digestiva está constituida por estructuras anatómicas que inician en la boca, donde se produce la deglución y se forma el bolo alimenticio, continúa con el esófago que es un tubo de transporte hasta el estómago donde el alimento se termina de transformar y se absorben algunos elementos.

Entre el estómago y el intestino delgado hay un esfínter denominado “píloro”. En el intestino delgado se completa la dilución de los componentes mediante el agregado de sustancias como la bilis y los jugos pancreáticos, también se absorben los principales nutrientes para el funcionamiento del organismo; finaliza con el intestino grueso donde se absorbe principalmente agua.

Cuando se precisa de un elemento para reemplazar o ayudar a cumplir una función determinada es imprescindible comprender los principios fisiológicos de la digestión con el objetivo que cada vez que un proceso sea reemplazable se haga de la manera más natural posible.

Generalmente los productos que se utilizan es esta vía son nombrados con base en el órgano dentro del cual cumplirán su función, por ejemplo, sonda nasogástrica, sonda de gastrostomía o botón gástrico.

Debido a que las estructuras de la vía digestiva son órganos huecos, los productos aquí utilizados se usan para incorporar o extraer de su interior alguna sustancia.

BOTÓN GÁSTRICO

Post navigation

SpanishEnglish