º CATETERIZACIÓN VENOSA CENTRAL PERCUTÁNEA O CATETERIZACIÓN VENOSA PERCUTÁNEA INSERTADA PERIFÉRICAMENTE (CPIC))

Loeff y colaboradores estudiaron el costo institucional del procedimiento quirúrgico de colocación de
un catéter, y encontraron que es tres veces mayor que la colocación percutánea. La cateterización
venosa percutánea es menos costosa, menos traumática para el RN y puede ser colocada fácilmente
por un equipo de enfermería entrenado en su inserción, control y mantenimiento. Por eso, actualmente
es la primera línea de elección para el acceso intravenoso prolongado. La colocación consiste
en la inserción de un catéter de pequeño calibre, de Silastic o poliuretano, en un vaso periférico y
dirigido hacia una posición central. La inserción se realiza mediante una aguja de metal o plástica
de alto calibre, a través de la cual se pasa el catéter. Una vez que el vaso es canulado, la aguja es
retirada del catéter.

Post navigation

SpanishEnglish